Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 11 de octubre de 2010

LA VENDEDORA DE DULCES

-Mamá me compras dulces?
-ya te compre, no pidas mas
-no, no para mi, los quiero vender, quiero un puesto de dulces

a los 7 años y haciendo changuitos con los dedos era de esperarse que me dijera que no pero por una extraña razón o por quitarse mis suplicas de días mi madre acepto, fuimos a las materias primas a comprar bolsas de dulces, después los coloque en frascos y los puse sobre una mesita en la banqueta de mi casa. durante semanas mis hermanos y yo comimos dulces, vendí algunos, comimos dulces, me quedaban a deber otros tantos, comimos dulces y por fin se terminaron. Digo por fin porque a esas alturas creo que ya tenia los dulces hasta la coronilla!!!!! eso de las ventas, ganancias y reinversión no era para mi.

Pero no puedo recordar el resto, como me sentí? eso fue un triunfo porque logre uno de mis mas anhelados sueños? o un fracaso porque no pude llevar mi negocio al éxito? me dejo marcada ese acontecimiento y jamas seré buena en ventas? o soy una vendedora innata y quise descansar unas cuantas décadas? pues no tengo respuestas pero supongo que la única forma de saberlo es realizando un segundo intento, esta vez no serán dulces (así elimino el primer error: consumir la mercancía antes de que se vuelva ganancia) y esta vez espero no olvidar la experiencia.  Mundo preparate... la vendedora de dulces reloaded is here!