Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 1 de octubre de 2011

Humorismos Tristes
Luis G. Urbina

¿Que si me duele? Un poco, te confieso
que me heriste a traición. Mas por fortuna
tras el rapto de ira vino una
dulce resignación. Pasó el acceso.

¿Sufrir? ¿llorar? ¿morir? ¿Quién piensa en eso?
El amor es un huesped que importuna.
Mírame como estoy, ya sin ninguna
tristeza que decirte. Dame un beso.

Así, muy bien. Perdóname, fui un loco;
tú me curaste,-gracias-, y ya puedo
saber lo que imagino y lo que toco.
En la herida que hiciste, pon el dedo.
¿Que si me duele? Sí; me duele un poco
mas no mata el dolor, no tengas miedo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario